Pappa con un pie en la cárcel

La apelación presentada por la Fiscalía de la Mujer de Quetzaltenango del Ministerio Público -MP-, en contra del futbolista, Marco Pablo Pappa, fue resuelta con lugar por parte de la Sala Quinta del Ramo Penal, y ahora el volante guatemalteco deberá ir a prisión por cinco años como lo establece la ley.

El 7 de enero pasado un Tribunal de Quetzaltenango, impuso al futbolista una pena conmutable a cinco años, a razón de Q5 diarios.

Esta resolución fue apelada por la Fiscalía, y el jueves último, la Sala decidió dar con lugar a la argumentación del MP e impuso un apena de 5 años de prisión inconmutables para Pappa.

El proceso en contra del futbolista guatemalteco, fue basado en la reincidencia, y que según la Sala por segunda ocasión agredió físicamente a su exconviviente María Andrea Aparicio, cuando Pappa era parte del Xelajú Mario Camposeco.

El futbolista guatemalteco escuchó el fallo en su contra.

Según el MP, el fallo tomará firmeza cuando el órgano jurisdiccional haya notificado debidamente a todas las partes y de no existir recursos pendientes de resolver.

Pappa ya había sido condenado años atrás por el mismo delito, del cual también recibió una pena conmutable, sin embargo, en este caso la Fiscalía se basó en la reincidencia del procesado.

La reincidencia está establecido en el artículo 51 del Código Penal de Guatemala, en donde se establece que delitos son inconmutables.

  • A los reincidentes y delincuentes habituales
  • a los condenados por hurto y robo
  • Cuando así lo prescriban otras leyes
  • Cuando apreciadas las condiciones personales del penado los móviles de su conducta y las circunstancias del hecho, se establezca, a juicios del juez, su peligrosidad social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *